¿Cada cuánto debes lavar tu ropa? Consejos para mantenerla limpia y ordenada

El tema de la higiene y el cuidado personal es muy delicado y a nadie le gusta ser objeto de críticas por no cuidar su aspecto. En esto tiene mucho que ver la apariencia y el estado de la ropa que llevamos y para que sea bueno debemos tener en cuenta que cada prenda y cada tejido exigen un lavado diferente, tanto en la forma como en el tiempo.

Cada uso no es un lavado

No siempre que utilices una prenda de ropa debes mandarla directamente al cubo de la ropa sucia y, de ahí, a la lavadora. De hecho, algunas prendas pueden aguantar meses de viaje en viaje entre tus armarios y tu cuerpo. Los abrigos son un buen ejemplo y lavarlos más de dos veces puede deteriorarlos por los productos como el detergente o el simple uso de la lavadora. Da igual lo bueno que sea el tejido de la prenda, un lavado excesivo le perjudicará igualmente.

¿Cada cuánto lavar un pijama?

Muchas veces podemos dudar sobre la frecuencia con la que debemos lavar algunas prendas. El pijama suele ser una de ellas porque la usamos todos los días. Lo recomendable sería lavarlo cada cuatro días, aunque no tenga manchas ni huela mal, ya que ha estado en contacto directo con la piel durante muchas horas. Lo mismo sucede con la ropa de trabajo, que puede estar contaminada con bacterias o polvo por su uso excesivo, aunque aparentemente no esté sucia. Ni que decir tiene que la ropa interior tiene que ser de un solo uso y, de ahí, a la lavadora.

Los más frecuentes, vaqueros y camisas

Estas prendas se suelen llevar con mayor asiduidad en el día a día, tanto en el trabajo como en el ocio cotidiano. Lo recomendable es lavar los vaqueros cada tres o cuatro usos, hacerlo en programa de frío y dejar que se sequen naturalmente. Lavarlos muy a menudo puede deteriorarlos y también, como sucede con otras prendas, el guardarlas antes de que estén completamente secas. Las camisas son un poco más delicadas y es recomendable lavarlas después de dos o tres usos y, si se usan en verano, lo normal será lavarlas después de cada uso.

Momento de ordenar

Una vez ya sabemos algo más sobre cómo y, sobre todo, cada cuánto lavar nuestra ropa en función del tipo de tejido y sus usos, es momento de ordenarla en nuestros armarios. Los armarios altos son una buena solución para ganar espacio y poder ordenar nuestra ropa correctamente. Es importante que, en las baldas del armario, coloquéis la ropa más pesada en la parte baja y la más ligera en la parte alta para que no se aplaste y se arrugue con facilidad. Si tenéis cajones, lo recomendable es poner las prendas una tras otra desde el frente del cajón hasta el fondo. De esta forma podréis visualizarlas todas y así os facilitará el elegir la que más os convenga en ese momento sin olvidaros de ninguna.

También es importante el orden en los productos de limpieza. Existen armarios de limpieza para colocar los accesorios y tener todo ordenado antes de utilizar la lavadora o cualquier otro electrodoméstico.

En Casaenorden disponemos de una gran variedad de muebles y accesorios de vestidor como pantaloneros, soportes para perchas, cestas y baldas extraíbles, organizadores de cajones, etc. Una buena oportunidad para darle una vuelta a tu armario y que resulte más sencillo elegir y ordenar tu ropa.

Todos los posts en tu buzón...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *