¿Cuál es el mejor color para tu dormitorio?

Cuántas veces hemos tenido tan claro que queríamos cambiar el color de nuestro dormitorio y cuántos quebraderos de cabeza nos ha generado tomar la decisión que más nos convenciese. Es posible que ya te haya pasado y, si no, es probable que alguna vez en tu vida pueda ocurrirte. No elegiremos el color por ti, pero podemos darte unos cuantos consejos que te ayuden a tomar la decisión.

Dos colores

Efectivamente, por lo menos, dos colores en tu dormitorio. Búscalos y compáralos. Si la habitación es pequeña suelen quedar mejor colores blancos o claros (tonos pastel) para dar una mayor sensación de amplitud al espacio. Obviamente, ocurre lo contrario con los colores más oscuros, aunque, al final, cada uno tiene unos gustos en cuanto a los colores y le transmiten unas sensaciones u otras. El rojo y el naranja suelen aportar calidez, el amarillo más optimismo y alegría, el verde y el azul tranquilidad…aunque este tema daría para hablar largo y tendido.

Luz

El reflejo en las paredes con colores más claros creará una mayor sensación de amplitud en el dormitorio. En este caso, para conseguir luminosidad, el blanco es una apuesta segura, aunque depende mucho de la luz que llegue a tu habitación… Si el resultado final no te gusta, prueba a cambiar la iluminación o las cortinas.

Pintura mate

Si alguno no está muy acostumbrado a pintar igual se está echando las manos a la cabeza, pero tranquilo, es algo muy simple. En la ferretería nos encontraremos con pinturas mate, satinadas o brillantes. El mate no brilla y, si queremos luminosidad en el dormitorio, será la mejor opción.

El techo

Si nuestra habitación es muy amplia y el techo es muy alto podemos emplear algún color claro como un blanco roto o beige para estrechar y dar más calidez a la habitación.

El mobiliario y la decoración

Parece muy obvio, pero ¿vas a pintar y luego a decorar o viceversa? Si primero vas a empezar a pasar la brocha y el rodillo podrás pasarte por la tienda de muebles y decoración una vez hayas visto el resultado, pero, en el caso contrario, elige bien los colores que acompañarán a esos muebles a los que les tienes tanto cariño.

¿Cuánta pintura?

Como en todo, depende de lo que inviertas en ella. Cada litro de pintura económica te puede servir para unos 5 metros cuadrados mientras que podrás pintar el doble de metros con una de mayor calidad. También entra en juego la rugosidad de la pared.

Pequeños detalles

Hay otros trucos que te ayudarán a que el resultado final sea mejor. Uno de ellos es pintar primero sobre otra superficie o papel para comprobar cómo es realmente este color.

Si no te gusta cómo ha quedado en la pared ten un poco de paciencia. Espera 4 o 5 días a que esté completamente seco…

Protege bien los muebles para que no les caiga pintura y, si puedes, saca los más pequeños de la habitación para facilitar la movilidad dentro de ella.

Por último, tapa las irregularidades o agujeros, utiliza cinta de carrocero para proteger puertas y otras superficies, cubre el suelo y, por supuesto, utiliza buenas brochas, rodillos y demás material de pintura para asegurarte un mejor resultado.

Todos los posts en tu buzón...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *